El rol del dirigente scout al explorar lo invisible

En las dos entradas anteriores hicimos un paralelo entre el explorar y el explorar lo invisible.

Quisiera invitarlos ahora a reflexionar sobre el rol de los dirigentes del Movimiento Scout en el desarrollo espiritual y la formación que necesitarán para ello.

En general, cuando preparamos a los jóvenes para adquirir ciertas competencias especializadas, recurrimos a otras personas a las que llamamos “sinodales” o especialistas.

Para explorar lo invisible, las competencias y los conocimientos especializados que necesitamos pueden incluir la práctica de la oración o de la meditación, el conocimiento de primera mano de una religión o de una tradición religiosa particular.

Si bien algunos dirigentes pueden tener conocimientos especializados, y siempre habrá en el Movimiento Scout momentos apropiados para utilizarlos y transmitirlos, debemos saber cuando recurrir a la ayuda de otros para no improvisar.

Trazando un paralelo con la exploración, las competencias generales para explorar lo invisible son el espíritu de aventura, algunos conocimientos básicos de orientación, capacidad de trabajo en equipo, de obtener recursos y consejos de los especialistas y de indicar los ámbitos que podrían ser útiles para la exploración.

Todas son cosas que se aprenden haciendo siendo explorador de lo invisible. Al igual que cuando preparamos una excursión, el dirigente, en la exploración de lo invisible es un acompañante que comparte la marcha junto con los jóvenes, les da ánimo para no aflojar, identifica los recursos que les puedan ayudar y les aporta ciertas competencias básicas para salir adelante y no “tirar la toalla”.

Para explorar lo invisible, los dirigentes debemos tener también los conocimientos básicos del tema y una “caja de herramientas” para entender el desarrollo espiritual en el contexto scout.

La semana próxima enumeraremos qué poner adentro de la “caja de herramientas”.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

El desarrollo espiritual es explorar: Explorar lo invisible (II)

Continuamos con la idea “Explorar lo invisible” y su relación con lo que significa “explorar” (scouting) para el Movimiento Scout:

  • Explorar requiere una formación adecuada: Si bien el Movimiento Scout promueve el aprender haciendo, nadie sale a escalar una montaña sin adquirir previamente las competencias básicas para ello. Lo mismo se aplica a explorar lo invisible. Una de las competencias referidas es la capacidad de encuentro, tanto con uno mismo como con los demás (por ejemplo: los caminos interiores y exteriores de la Rama Caminantes). Si recordamos la novela de Kim de la India de Rudyard Kipling (o hemos jugado alguna vez el “Juego de Kim”), el encuentro se apoya en observar los pequeños detalles y recordarlos. Explorar lo invisible es observar con detalle a sí mismo, a los demás, a la naturaleza y a Dios (o lo trascendente).
  • Explorar requiere mapas y guías: Un buen explorador investiga y reúne mapas antes de salir a explorar. Consulta mapas y diarios de ruta sobre las experiencias de los que previamente recorrieron el lugar a explorar u otros similares. Pero al mismo tiempo que se informa, también surgen las dudas o inquietudes porque la información reunida por otro nunca nos parece suficiente. Sin embargo esa hoja de ruta o ese mapa nos sirve para tener claro por donde va el camino y para tener presentes algunos puntos interesantes a visitar. En cierta forma, cada religión es una representación de los conocimientos acumulados por los “exploradores de lo invisible” que nos precedieron. Los textos sagrados y las reseñas sobre la vida de otros que exploraron lo invisible previamente son como mapas que nos guían.
  • Explorar exige una preparación y una planificación previa: Para el Movimiento Scout explorar no es descubrir cosas por accidente sino que es algo cuidadosamente planificado. En tal sentido, el desarrollo espiritual en el Movimiento Scout propone al joven explorar y preparar la exploración de lo invisible que se desarrollará a lo largo de toda la vida. Ciertas tradiciones religiosas además hablan de dar “alimento para el viaje”. Ese alimento puede ser la oración, la meditación, pero también los rituales y símbolos, todos formando parte del equipamiento y de las provisiones que llevamos con nosotros para explorar lo invisible.
  • Explorar puede ser el proyecto de toda una vida: Si pensamos en algunos exploradores famosos, la exploración y el espíritu de aventura son una parte importante de lo que son. La exploración requiere del espíritu de descubierta, el cual supone nuevos desafíos. Para tener éxito en plantar la semilla del desarrollo espiritual, el Movimiento Scout debe fomentar en los jóvenes un espíritu de aventura duradero y el deseo de buscar activamente nuevas oportunidades de crecimiento personal, incluyendo el desarrollo espiritual .

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

El desarrollo espiritual es explorar: “EXPLORAR LO INVISIBLE” (I)

Hemos visto que la acción educativa del Método Scout implica, entre otras cosas, ayudar a los jóvenes a trascender el mundo material y a descubrir los valores espirituales en su vida. El descubrimiento y la exploración son el marco simbólico original que Baden-Powell pensó para el Movimiento Scout.

Podemos definir a la idea “Explorar lo invisible” como una forma de promover el desarrollo espiritual en el marco del Programa de Jóvenes del Movimiento Scout y, especialmente de su marco simbólico.

Vamos paso a paso.

Los invito a analizar primero qué significa “explorar” (en inglés “scouting”) para el Movimiento Scout, para en próximas entradas relacionarlo con el concepto “Explorar lo invisible”:

  • Explorar implica ir a un lugar nuevo: Al explorar, los jóvenes experimentan algo nuevo y diferente que les acerca a lo desconocido y que representa un reto en sus vidas.
  • Explorar exige un compromiso personal: Nadie puede explorar por uno mismo: solamente el explorador emprende el viaje por sí mismo. Esto es lo que diferencia al enfoque del desarrollo espiritual en el Movimiento Scout del adoctrinamiento religioso. El joven, por sí mismo, se compromete teniendo en cuenta la experiencia y las creencias de los demás. Decir que debemos explorar por nosotros mismos, como hemos dicho, no significa que debamos hacerlo solos, sino asegurarnos de estar plenamente comprometidos en el proceso.
  • Explorar exige un compromiso frente a lo que se descubre y a lo que se experimenta: Para que la acción y su reflexión conduzcan al crecimiento, el joven debe ser un protagonista activo, participando de la elección, ejecución y evaluación de cada actividad.
  • Explorar produce un efecto sobre el explorador: Todo viaje transforma al explorador, dándole una nueva visión de sí mismo y de las cosas. Explorar lo invisible también nos va a cambiar.

La semana próxima cerramos este listado con la capacitación, los “mapas” y la planificación necesarias para salir a explorar.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

El hecho educativo y el desarrollo espiritual en el Movimiento Scout

Como hemos dicho anteriormente el Movimiento Scout educa “a través de la acción”, por ello es importante que el desarrollo espiritual sea incorporado a las 4 etapas del ciclo de aprendizaje:

  • Explorar y actuar: Las actividades responden a objetivos educativos y tienen como sustento valores espirituales. Las actividades elegidas por los jóvenes son enriquecidas por los dirigentes, los cuales deben formularse las siguientes preguntas: ¿qué queremos que experimenten los jóvenes? ¿Qué valores pueden experimentar que luego puedan influir en su carácter y en su vida?
  • Reflexionar: la acción y la reflexión son dos momentos del mismo hecho educativo. Toda actividad debe incluir una reflexión sobre la experiencia que aportó la actividad y qué se puede aprender de ella. El reflexionar a la luz de la Ley y los valores del Movimiento Scout nos permitirá descubrir y compartir un sentido espiritual.
  • Conectar: La reflexión debe ser además un espacio para crear nuevas ideas y posibilidades para actuar y reorganizarlas de acuerdo con la experiencia vivida.
  • Decidir: Es el puntapié para volver a iniciar el siguiente ciclo. Lo hecho previamente nos permite realizar una mejor elección la próxima vez: “ésta es la alternativa que deseamos y las razones por las cuales lo hacemos”.

El Programa de Jóvenes del Movimiento Scout debe abrir un espacio y un tiempo para la reflexión espiritual de manera que las actividades permitan a los jóvenes identificar y compartir el sentido espiritual de la experiencia que han vivido.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

En el Movimiento Scout el desarrollo espiritual se da a través de la acción

El Movimiento Scout educa “a través de la acción”, por ello es importante que el desarrollo espiritual sea incorporado al ciclo de aprendizaje.
El ciclo de aprendizaje es un proceso de cuatro etapas: explorar y actuar, reflexionar, conectar y decidir.
Estos 4 momentos del hecho educativo requieren que:

  • El Programa de Jóvenes del Movimiento Scout les ofrezca una gran cantidad de actividades variadas.
  • Se anime a los jóvenes a encontrarle un sentido a las experiencias vividas.
  • Las actividades sean desafiantes, útiles, recompensantes, atractivas y seguras: D.U.R.A.S.
  • El dirigente privilegie su rol de compañero de ruta en la búsqueda por sobre el de autoridad sobre el tema.
  • Los dirigentes scouts animen a los jóvenes a expresarse y a encontrar el nexo de unión entre las actividades scouts y los valores que han recibido con la herencia espiritual que cada uno ha recibido.

La semana próxima desarrollaremos la relación entre los 4 momentos del hecho educativo y el desarrollo espiritual.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

El desarrollo espiritual desde los Objetivos Educativos del Movimiento Scout (2)

Buceando en los objetivos educativos que propone el Movimiento Scout para el desarrollo espiritual encontraremos cómo pueden ser adaptados en el diálogo entre el joven y el dirigentes al fijarse su plan personal de progresión:
Busca siempre a Dios en forma personal y comunitaria, aprendiendo a reconocerlo en los hombres y en la Creación

  • Ser sensible a las maravillas de la naturaleza y de la vida
  • Ser consciente de las amenazas que pesan sobre el medio natural y del impacto existente sobre el ambiente
  • Ser capaz de actuar de manera responsable frente al mundo que le rodea
  • Ser capaz de reconocer que la naturaleza le revela algo que está más allá de sí mismo (una realidad espiritual)
  • Reconocer a Dios en los hombres

Adhiere a principios espirituales, es fiel a la religión que los expresa y acepta los deberes que de ello se desprenden.

  • Conocer su fe y aceptar las responsabilidades que implica
  • Tener auto-disciplina
  • Ser capaz de sacar conclusiones para su vida cotidiana y actuar en consecuencia
  • Ser capaz de reconocer y de desarrollar sus fortalezas
  • Vivir y practicar su fe en su comunidad religiosa

Practica la oración individual y comunitaria como expresión del amor a Dios y como medio de relacionarse con Él.

  • Comprender la importancia de la oración
  • Explorar la herencia espiritual de su propia comunidad y utilizarla para dar sentido a sus vivencias pasadas y presentes
  • Sentir la necesidad de expresar gratitud, una necesidad, una tristeza y apoyarse en la herencia espiritual para hacerlo en forma personal o comunitaria

Integra sus principios religiosos a su conducta cotidiana, estableciendo coherencia entre su fe, su vida personal y su participación social

  • Jugar un rol activo en la sociedad
  • Ser capaz de compartir una responsabilidad
  • Ser capaz de cooperar con los demás para mejorar la sociedad
  • Adquirir nuevas competencias para servir mejor a los demás y vivir mejor

Dialoga con todas las personas cualquiera sea su opción religiosa, buscando establecer vínculos de comunión entre los hombres

  • Comprender y respetar las opciones de los demás
  • Establecer vínculos con personas de otras opciones religiosas
  • Acoger a los demás como hermanos aceptando las diferencias religiosas, culturales y étnicas.
  • Escuchar a los demás y prestar atención a sus experiencias antes de sacar conclusiones y hacer juicios de valor.
  • Poseer actitud crítica ante manifestaciones espirituales contrarias a los valores del Movimiento Scout.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

El desarrollo espiritual desde los Objetivos Educativos del Movimiento Scout (1)

En la progresión de los Objetivos Educativos a través de los grupos de edad el Movimiento Scout acompaña a cada joven a transitar un camino que comienza, a veces, con una fe recibida en su infancia para llegar a una fe personal que sea asumida en forma adulta a través de sus conductas y sus acciones cotidianas.

Descubrir a Dios en los demás, en los que necesitan de nosotros, en la naturaleza y en nuestra comunidad es lo que le da sentido al aprender haciendo a través del servicio y a la elección de cada uno de los proyectos, empresas y buenas acciones que se dan naturalmente en cada grupo de edad.

Pero el Movimiento Scout invita a integrarse a una comunidad creyente y, a la vez, a no encerrarse en la defensa de la propia fe sino descubrir la tolerancia, el interés, la comprensión y el diálogo interconfesional.

Los Objetivos Educativos del Movimiento Scout proponen 5 líneas de trabajo:

  • Busca siempre a Dios en forma personal y comunitaria, aprendiendo a reconocerlo en los hombres y en la Creación.
  • Adhiere a principios espirituales, es fiel a la religión que los expresa y acepta los deberes que de ello se desprenden.
  • Practica la oración individual y comunitaria como expresión del amor a Dios y como medio de relacionarse con El.
  • Integra sus principios religiosos a su conducta cotidiana, estableciendo coherencia entre su fe, su vida personal y su participación social.
  • Dialoga con todas las personas cualquiera sea su opción religiosa, buscando establecer vínculos de comunión entre los hombres.

En la próxima veremos cómo estas 5 líneas de los Objetivos Educativos del Movimiento Scout se traducen a propuestas para los jóvenes.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts