La naturaleza y el desarrollo del joven

La propuesta pedagógica scout propone el desarrollo de la personalidad del joven en todos sus aspectos y, para lograr este propósito, el Movimiento Scout sugiere Áreas de Crecimiento.
Las áreas de crecimiento son seis dimensiones de la personalidad que el Movimiento Scout desarrolla para cumplir con su propósito educativo: corporalidad, creatividad, carácter, afectividad, sociabilidad y espiritualidad.
Estas áreas de crecimiento se relacionan directamente con el Proyecto Educativo del Movimiento Scout, porque a través de ellas los jóvenes se desarrollarán para “llegar a ser” el ideal de persona de dicho Proyecto Educativo.
La naturaleza contribuye de muchas maneras al desarrollo personal en cada una de las áreas de crecimiento:

  • CORPORALIDAD: La naturaleza ofrece aire fresco, espacio donde gastar energías, oportunidades para actividades que proporcionan sensaciones físicas fuertes y oportunidades de probar los límites de resistencia, coordinación, velocidad de reflejos.
  • CREATIVIDAD: La naturaleza proporciona oportunidades para desarrollar los sentidos y las habilidades de observación. La naturaleza puede ayudar a que los jóvenes analicen situaciones; puede ayudarlos a usar su imaginación y a encontrar maneras creativas de superar las dificultades usando el mínimo de los recursos disponibles.
  • CARÁCTER: La naturaleza como marco privilegiado de las actividades scouts también provee una riqueza de oportunidades para entender el concepto de la interdependencia (al tener que cooperar con su pequeño grupo en las tareas del campamento) y percibir redes de relaciones.
  • AFECTIVIDAD: La naturaleza ofrece muchas oportunidades de explorar los sentimientos y las emociones. La paz y la tranquilidad de estar en la naturaleza ayuda a uno a sobreponerse de los problemas cotidianos. Por la noche en una carpa, el joven tiene que enfrentar sus miedos irracionales y superarlos.
  • SOCIABILIDAD: Un campamento, lejos del confort de la casa, es cuando los jóvenes pueden realmente conseguir conocer sus fortalezas y debilidades. Las actividades cotidianas simples como cocinarse sus alimentos u organizar el espacio donde acamparán le da noción del significado de la interdependencia. El ayudar a los demás es una necesidad, y los problemas que se enfrentan son reales. Las soluciones a los conflictos deben ser encontradas porque uno simplemente no puede alejarse y “pegar un portazo”. Correr río abajo, trepar una montaña, tomar un baño impensado en un arroyo después de un día caluroso y polvoriento son todas experiencias que pueden ayudar a establecer relaciones cercanas y un sentido de solidaridad que la vida de la ciudad no siempre ofrece.

La semana próxima le dedicaremos un poco más a la dimensión espiritual.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s