La educación a través de la naturaleza en el Movimiento Scout

En el Movimiento Scout el espacio privilegiado para el juego es la naturaleza, aunque sabemos que no es posible que todas las actividades tengan lugar en la naturaleza.

Lo valioso del contacto con la naturaleza lo es tanto para el joven que crece entre el hormigón y el plástico de las ciudades como lo es para el joven que crece en una vivienda precaria de chapas en un barrio de emergencia. Por eso debemos buscar la oportunidad para maximizar esas ocasiones de contacto con la naturaleza.

La naturaleza puede ser el espacio de muchos tipos de actividades, incluso cuando el objetivo educativo primario de la actividad no se relacione directamente con la naturaleza.
En tales casos además del objetivo educativo primario, un objetivo subyacente puede ser simplemente que los jóvenes disfruten la naturaleza (¡para muchos solamente ésto ya puede ser un gran paso!)

En otro nivel, puede aprovecharse un escenario natural durante una excursión o campamento para actividades físicamente desafiantes, actividades de supervivencia personales y colectivas, juegos de orientación, aprender los fundamentos de las habilidades de campamento, marchas nocturnas, etc.

La naturaleza puede ayudar a los jóvenes a ser más conscientes de sus capacidades y de sus límites físicos, así como su habilidad para enfrentar las dificultades y evitar los peligros o el cooperar como un equipo junto a su pequeño grupo.

Incluso un rato para descansar a la vera de un arroyo o a la sombra de un árbol luego de una caminata cansadora puede ser el momento ideal para una reflexión, una oración o el contacto con lo trascendente a través de un espacio de paz y tranquilidad.

Este apreciar la simpleza de la vida en la naturaleza y dejar atrás el estilo de vida consumista que vivimos a diario, será una oportunidad única para valorar la necesidad de vivir en armonía con la naturaleza y protegerla como propone la Ley Scout.

El frotar las ramitas de madera para hacer un fuego, encontrar una fuente de agua, toparse con una planta de moras para darse un gusto, contemplar un árbol viejo o descubrir un puente antiguo en ruinas en medio del bosque pueden ayudar a los jóvenes a encontrar un sentido a la Historia para entender desde que tan lejos la humanidad ha venido y hacia donde está yendo.

Un campamento Scout en la naturaleza ofrece una intensidad única de la experiencia. ¡Hagan la cuenta!
¿Cuantos sábados de 4 horas en el patio de grupo equivalen a 48 horas de campamento?
Simplificando las cuentas, ¡en términos lineales casi 2 meses y medio de actividades semanales!

El uso de la naturaleza en el programa del Movimiento Scout ayuda a descubrir un mundo que muchos jóvenes no habrían podido explorar por su cuenta.
Además el ver más allá de los valores materiales, para enriquecer su experiencia de vida puede servirles en su vida diaria para pensar lo que es esencial y lo que es insignificante.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s