Una Promesa y una Ley: el eje del Metodo Scout

El primero de los 5 elementos que conforman las convicciones del “MÉTODO SCOUT” es la adhesión voluntaria a una escala de valores.

La propuesta educativa del Movimiento Scout presenta modelos claros de valores que son comprensibles y, a la vez, representan un desafío para los jóvenes.

La Ley Scout expresa, en un lenguaje accesible, el modelo de persona y de sociedad que busca el Movimiento Scout.

Cada Scout -niño, joven o adulto- irá descubriendo y haciendo suyos esos valores a través de su participación en las actividades propuestas por el programa del Movimiento Scout.

Junto con la Ley aparece un hallazgo educativo de Baden-Powell: la Promesa Scout.

La Promesa es una fórmula de adhesión personal, libre y voluntaria. Consiste en prometer a sus compañeros ser fiel al estilo de vida que propone la Ley. Es un compromiso personal ante una comunidad que también se compromete a apoyar y a exigir.

La Ley Scout, llamada originalmente Código de Honor, es un código personal de vida que, con formulaciones positivas y sin prohibiciones, provee un decálogo que orienta las decisiones del joven.

Baden-Powell hace mucho hincapié en el Honor de cumplir la palabra empeñada. Por lo tanto, se considera a la Ley y Promesa el núcleo del Método Scout alrededor del cual pivotan los demás elementos.

La ley Scout está por consiguiente en el corazón del Método Scout.

 

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s