El mensaje de Paz de Baden-Powell

Las convicciones del Movimiento Scout sobre la educación para la paz lo acompañan desde sus inicios y están presentes en los primeros libros de Baden-Powell.
Aquel que ha seguido una carrera militar y ha sufrido los horrores de una guerra, como lo hizo B-P, es un relator privilegiado para expresar esa convicción por la paz. Baden-Powell fue profundamente golpeado por la Primera Guerra Mundial. Muchos dirigentes scouts perdieron la vida, entre ellos, Roland Philipps.
Escribiendo en la revista “Jamboree” en 1921, B-P dijo:
“El choque mundial de la guerra nos ha sacudido duramente a todos… La guerra nos ha advertido que bajo las modernas condiciones de desarrollo material e intelectual nosotros debemos repensarnos y hacer mejor uso de las ventajas de la civilización, de lo contrario este castigo infernal de un conflicto brutal, del cual hemos tenido una prueba, nos aplastará finalmente.”
Uno de los temas más recurrentes en los libros de B-P es la idea del Movimiento Scout como una hermandad mundial, capaz de inspirar sentimientos de tolerancia, fraternidad, comprensión, imparcialidad y justicia sobre la Tierra.
Nuestro fundador destaca que los valores expresados en la Promesa Scout un camino para prevenir guerras y conflictos:
“Nuestra Promesa y Ley Scout, cuando nosotros realmente las ponemos en práctica restamos toda ocasión para guerras y conflictos entre naciones.”
En 1916, Baden-Powell convoca a un Jamboree Mundial para celebrar el décimo aniversario del Scoutismo. La fecha original era en junio de 1918, al finalizar la guerra para difundir los ideales y métodos del movimiento y promover el espíritu de hermandad en la nueva generación por todo el mundo.
Lamentablemente la guerra continuó y el Jamboree recién fue celebrado en 1920 en Olympia.
En la ceremonia de clausura en el Crystal Palace BADEN-POWELL lanzó un desafío:
“Hermanos Scout, yo les pido hacer una solemne elección… Existen diferencias entre las personas del mundo en pensamientos y sentimientos, así como en el idioma y cuerpo. La guerra nos enseñó que si una nación trata de imponer su voluntad particular sobre otras, son devueltas reacciones crueles. En cambio, el Jamboree nos ha enseñado que si ejercitamos la comprensión mutua y el intercambio, se logra la comprensión y la armonía. Si esta es su voluntad, nos iremos de aquí con la plena convicción que desarrollaremos entre nosotros mismos y nuestros jóvenes la camaradería, a través del espíritu mundial de Hermandad Scout, para que ayudemos a desarrollar la paz y felicidad en el mundo y la buena voluntad entre los hombres.”
Desde los inicios B-P marcó el vínculo entre la educación para la paz y los objetivos del Movimiento Scout. En la edición de octubre de 1932 de la revista “Jamboree” escribió:
“Nuestro objetivo es educar la próxima generación como ciudadanos útiles y desarrollar la buena voluntad y paz en el mundo a través de la camaradería y cooperación, en lugar de la rivalidad entre clases, credos y países la cual ha producido en el pasado tantas guerras y desasosiego. Consideramos a todos los hombres como hermanos, hijos de un mismo Padre, de entre quienes la felicidad puede ser lograda únicamente a través del desarrollo de la tolerancia mutua y la buena voluntad.”
Estas convicciones originarias son las que marcan los esfuerzos ya centenarios del Movimiento Scout por construir la paz.
Siempre listo, rodrigo
 
Rodrigo Gonzalez Cao
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Scouts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s